miércoles, 10 de febrero de 2010

MANIFESTACIÓN CONTRA EL CEMENTERIO NUCLEAR


Pincha aquí para ver el folleto "11 razones para oponerte al Cementerio Nuclear en Tierra de Campos"

miércoles, 3 de febrero de 2010



PINCHA EN LA IMAGEN PARA FIRMAR

LA POLICÍA MUNICIPAL HOSTIGA A IZQUIERDA UNIDA CUANDO ESTABA RECOGIENDO FIRMAS POR LA GRATUIDAD DE USO DEL APARCAMIENTO DEL NUEVO HOSPITAL RIO HORTEGA

Valladolid, 3 de Febrero de 2010.

Izquierda Unida denuncia que a pesar de haber solicitado el permiso municipal con fecha 20 de enero para la instalación de una mesa informativa y de recogida de firmas para el día 2 de febrero en la Plaza de Zorrilla, junto a Caja Duero. Ayer martes, se personaron miembros de la policía municipal en la mesa de firmas, y tras comprobar que el permiso estaba solicitado y otorgado, intentaron obligar a que se cambiaran de sitio por entender que allí se molestaba el tráfico de personas.

Ante las opiniones contrarias de algunos de los presentes y después de que las personas que se acercaban a firmar mostraran su apoyo a los miembros de la mesa de firmas. Uno de los policías amenazó con presentar una denuncia por desobediencia a la autoridad y por instigar a los ciudadanos contra la policía.

Tras dialogar tranquilamente con alguno de los policías que vinieron después, que se pusieron en contacto con sus superiores, se permitió dejar la mesa donde estaba.

Izquierda Unida, denuncia esta situación que no es la primera vez que miembros de la policía municipal se acercan a las mesas informativas a pedir el permiso correspondiente, cuando a ellos se les tendría que informar previamente de los actos que se llevan a cabo en la calle y así evitar la presencia de la policía pidiendo el permiso o los DNI de los presentes, porque esto intimida a los ciudadanos, tanto a los que están recogiendo firmas como a los que están firmando.

La pacífica actividad de la ciudadanía en defensa de sus intereses, no puede estar permanentemente siendo intimidada por los agentes de la autoridad. El espacio público, debe ser de todos y para todos, mientras no se desarrollen actividades que impidan la normal convivencia de la ciudadanía.

Desde Izquierda Unida nos preguntamos si el Alcalde pretende entorpecer la labor o sancionar a unas personas que están defendiendo de forma democrática los intereses públicos de los vecinos y vecinas de Valladolid.